dimecres, 17 de maig de 2017

Finalista 1a categoria prosa

Autora: Hiba Ouakki
El secreto de los sueños

Y las horas pasaban, las agujas del reloj daban vueltas sin cesar. Mi mente estaba sumida en la depresión, simplemente, no encontraba solución al problema que ya llevaba días, no…Semanas preocupándome. Pero díganme.
¿Todos son capaces de encontrar solución a sus problemas?
Quizá ahora perdidos y tan siquiera saben de lo que hablo, si es así, déjenme orientarlos. Mi nombre es Damien Ackerman, soy un escritor que lleva trabajando en una obra titulada “El secreto de los sueños” desde hace 2 años. En esa historia había plasmado mi opinión sobre los sueños y el porqué estos son tan importantes en la vida cotidiana. 
¿El problema? Hace dos semanas aposté contra mi rival. Es un escritor estirado que nunca ha escrito una historia por sí mismo y siempre ha me ha puesto de los nervios por su complejo de superioridad, por la obra a la que había dedicado tanto esfuerzo. Su comportamiento ya me había cegado completamente y no pensaba en otra cosa que cerrarle esa bocaza. La obra, la publicaron hace cinco días y yo, unos días más tarde, publiqué la misma con otra editorial.
Me acusaron de plagio; yo estaba frustado, él se llevó el mérito de algo que es mío y todos le creyeron. Mi sueño desde pequeño fue ser escritor… Los suños estaban hechos para cumplirse y para hacer a una persona feliz, ¿Por qué mi sueño no estaba saliendo como esperaba?
Pero... ahora que lo pienso, ¿Por qué no escribir una historia mejor que la anterior? Quizá me lleve más tiempo que la otra, pero, sin embargo, puede que así logre de una vez ganar a ese maldito estirado en su propio juego. Siempre he amado despertar y lo primero que pasa por mi cabeza es el sueño que hace apenas unos minutos acabo de tener. Siempre he amado intentar recordar todos los detalles del sueño y apuntarlos en mi libreta para días más tarde, releerlos. La sensación de cansancio y del mal sabor de boca al depertar se me pasaban rápidamente y una gran sensación de adrenalina recorría mi cuerpo con tan solo recordar uno de los capítulos donde podría plasmar una de las ideas que invadían mi mente cada mañana. Siempre he sido una persona soñadora y siempre espero impaciente el momento en el que puedo tumbarme en mi cama y descansar después de un arduo día de trabajo: refugiándome de todos mis problemas en el mundo de los sueños. Ya que… Es cuando duermo que me olvido mis problemas, es cuando duermo que puede ir a un mundo de paz … Es cuando duermo que veo claro...

Pseudónimo: Yume

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Expressa la teva opinió sobre el que acabes de llegir